Blog de Valentín Abogados

Blog sobre temas jurídicos

Blog de Valentín Abogados - Blog sobre temas jurídicos

¿Cómo puedo partir la herencia?

En líneas generales, podemos decir que existen dos maneras de dividir una herencia: a) “por las buenas”; b) “por las malas” (como casi todo en esta vida). La primera opción es más rápida y económica; la segunda, lenta y cara.

“Por las buenas”:

Herencia

Herencia

Todos los herederos acuden voluntariamente a la Notaría que deseen y otorgan una escritura llamada de aceptación de herencia, en la que, como su propio nombre indica, los herederos aceptan los bienes y derechos dejados por el causante (difunto) al momento de su fallecimiento.

Se puede aprovechar este mismo acto para que los herederos se adjudiquen los bienes que integran la herencia (ejemplo: mi hermano Pepe se queda con la casa de campo; mi hermano Juan con el apartamento de la playa; y yo con el piso en la ciudad) En caso contrario, los herederos se convertirían en propietarios pro indiviso de los bienes, que significa, que adquieren la propiedad en función de los derechos que le correspondan como herederos (todos serían copropietarios, bien por partes iguales o bien en función de los derechos que tengan sobre la herencia –para el caso de que uno de los herederos haya sido mejorado con mayor parte por el causante-)

Por las buenas, la herencia se arregla en cuestión de semanas y tan solo se han de abonar los gastos notariales, a parte de los impuestos correspondientes.

“Por las malas”:

Mediante el procedimiento judicial de división de herencia. Cuando alguno de los coherederos no quiere partir, cualquiera de los restantes puede instar un procedimiento judicial específico a este fin. En última instancia, y resumiendo mucho, si no se llega a un acuerdo en sede judicial, los bienes saldrán a subasta, repartiéndose el sobrante a cada heredero según su cuota en la herencia.

Todo lo dicho, queda a salvo de específicas indicaciones que haya dispuesto el causante en su testamento (si ha nombrado un contador, partidor etc.)

Sea como fuere, si vas a iniciar los trámites de arreglar una herencia, en cualquier caso vas a necesitar, al menos, los siguientes documentos: Certificado de defunción (lo puedes obtener gratuitamente en el Juzgado de Paz o Registro Civil donde esté inscrita la persona); Certificado de Actos de Última Voluntad (en el que se indica en qué fecha otorgó el último testamento y ante qué Notario. Se pide en cualquier Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia, o mediante firma digital en mjusticia.gob.es); el testamento (puedes pedir copia en la Notaría en que se otorgó, siempre que tengas interés legítimo, por ejemplo, si eres uno de los herederos)

En el caso de que el fallecido no hubiese otorgado testamento, con carácter previo a todo el procedimiento de división de herencia, se ha de proceder a la declaración de herederos ab intestato, que se tramitará ante Notario o Judicialmente según el grado de parentesco de los herederos.

Categoría: Jurídico

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*